La historia del Bosquecito

En la década de 1960, algunos profesores del antiguo Departamento de Biología, tuvieron la idea de segregar un área de la finca para efectos de conservación y que tuviera los siguientes propósitos:

  1. Que ésta se constituyera en una muestra del ecosistema natural característico de la región de San Pedro de Montes de Oca.

  1. Que sirviera como un laboratorio vivo de enseñanza.

  1. Que se constituyera como un refugio para un grupo de especies nativas de la flora y fauna de la zona.

Fue así como en 1965, los profesores Leonelo Oviedo y Luis Alberto Fournier eliminaron el cafetal de un área de aproximadamente 1.5 hectáreas, pero mantuvieron los árboles que actuaban como sombra de café. Entre estos poró (Erythrina poeppigiana), guaba (Inga paterno) e higuerones (Ficus costaricana), así como varias musáceas. También se mantuvieron las especies arbóreas que estaban a la orilla de la Quebrada Los Negritos, entre ellas Turpinia paniculata, Margaritaria nobilis, Ficus jimenezii, F. pertusa, Inga vera, I. mortoniana, Syzygium jambos y Cestrum lanatus. La idea de Oviedo y Fournier fue dejar esa área para que sufriera un proceso de regeneración natural y se recuperara algo del bosque original, como efectivamente sucedió. Es por ello que se considera al año 1965 como la época de origen de la Reserva Leonelo Oviedo.

En 1977, a solicitud del Dr. Luis A. Fournier, la Asamblea de la Escuela de Biología propuso que se le denominara Leonelo Oviedo (Acta No.179, 4 de mayo de 1977). Pero no fue hasta el 13 de abril de 1977 cuando se constituyó oficialmente como una pequeña Reserva Ecológica de la Universidad de Costa Rica (Acta Consejo Universitario No.2372) y en mayo de 1978 que el Consejo Universitario le bautizó con el nombre de Leonelo Oviedo.